A diario escuchamos la palabra experimento, aunque a veces no muy bien utilizado, sin embargo, el común denominador de las personas tiene una noción de lo que esto significa, pero a pesar de ello, para un investigador debe quedar bien claro que es y que no es un experimento.

Una definición clara sobre el tema es la siguiente: un experimento es una prueba o serie de pruebas en las que se hacen cambios deliberados en las variables de entrada para observar e identificar los cambios en la respuesta de salida (Montgomery, 2013)

En el párrafo anterior se puede apreciar que experimento es una prueba y que en esta prueba intervienen dos actores, es decir dos tipos de variables, una de entrada y otra de salida, la de entrada es la que controla el experimentador (es decir, el que va a llevar a cabo la prueba) y la de salida es en donde se va a verificar los cambios.

Otra palabra clave es cambio, en todo experimento se desea verificar si hay cambios en la variable respuesta o no los hay, también la magnitud de esos cambios y si son significativos.

Para realizar un experimento hay que hacer previamente un diseño experimental, el mismo que se puede definir como: planear y realizar un conjunto de pruebas para analizar datos estadísticamente de tal forma que pueda responder a las interrogantes planteadas por el investigador (Gutierrez y De la Vara, 2012)

El diseño experimental busca responder a las interrogantes del investigador, estas interrogantes son los problemas de investigación, y sus respectivas respuestas o posibles respuestas son las hipótesis, lo que se va a hacer con el diseño experimental es establecer una estrategia para llevar a cabo el experimento y verificar si es que aporta evidencia a favor o en contra de la hipótesis.

Esta estrategia debe incluir las hipótesis estadísticas a utilizar, tamaño de muestra, diseño de investigación, el estadístico de contraste, entre otros.  Las fases de un diseño experimental son las siguientes:

  1. Identificación del problema
  2. Formulación de la hipótesis
  3. Elección de los factores (variable independiente) y niveles
  4. Selección de la variable respuesta (variable dependiente)
  5. Elección del diseño experimental
  6. Realización del experimento
  7. Análisis estadístico de datos
  8. Conclusiones y recomendaciones

Y además debe cumplir con los siguientes principios básicos:

  1. Aleatorización: hacer corridas experimentales al azar
  2. Repetición: Correr más de una vez un tratamiento
  3. Bloqueo: nulificar todos los factores que pueden afectar la respuesta observada

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Gutierrez H. & De la Vara R. (2012). Análisis y Diseño de Experimentos. México: Mc Graw Hill

Montgomery D. (2013).  Diseño y Análisis de Experimentos.  México: Limusa Wiley

Anuncios