En una entrada anterior, explicamos un poco acerca de la formulación de un problema de investigación, ahora vamos a ver algunas consideraciones adicionales que permiten diferenciar este tipo de problemas de otros.

Ynoub (2015) distingue tres tipos de problemas:

  1. Problemas de hecho o pragmáticos
  2. Problemas de conocimiento
  3. Problemas de investigación/conocimiento científico

Para la autora, los problemas de hecho son aquellos que llaman a la acción, es decir, muestran un obstáculo y se concentran en superarlo, por ejemplo: ¿Cómo reducir los costos de producción de los lápices de la empresa X?

El problema anterior se concentra en reducir los costos, por lo tanto, se trata de formular un plan de trabajo para lograr dicha meta, es decir no va a hacer ningún aporte sustancial a la teoría de costos, se va a formular un conjunto de acciones de mejora ampliamente comprobadas y se enfoca a una organización específica.

Por otro lado, los problemas de conocimiento son aquellos que están orientados a la generación de nuevos saberes los cuales solo tienen un alcance local, aunque requieran la aplicación de conocimientos profesionales, sus resultados no buscan revisar ni ampliar ninguna teoría, por ejemplo ¿Qué características físicas presentan los lápices fabricados por la empresa X?

En este caso se requiere hacer diversas pruebas industriales a la muestra del problema, asimismo la aplicación de conocimiento técnico relevante, pero el resultado solo se alcanza a los lápices mencionados.

El último problema es el de investigación/conocimiento científico, en este caso se quiere formular un problema que no tenga alcance local, o que se oriente a una acción, sino más bien un problema que aporte conocimiento a una teoría determinada o que impacte en ella, por ejemplo: ¿Cómo influye el modelo Newman en la satisfacción del consumidor de x?

Como se puede apreciar, es una investigación experimental, si bien el modelo Newman no existe (se ha usado para ilustrar el tema) se puede observar que el alcance es mayor que en los casos anteriores.

En resumen, los dos primeros casos pueden considerarse consultorías, y el tercer caso recién una investigación científica, sin embargo, la diferencia es bastante sutil y puede haber diversos matices (Ynoub, 2015)

Cabe mencionar que el alcance de la investigación es el aspecto fundamental para determinar el tipo de investigación, pero no debe asociarse con el tamaño de muestra, porque un problema de conocimiento también puede trabajar con una muestra muy grande, y seguirá siendo problema de conocimiento; un problema científico puede trabajar con una muestra pequeña, pero si esta es típica, es decir, que tiene todas las características de la población (puede ser una población bastante uniforme), entonces puede ser de utilidad para este tipo de investigaciones.

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA
Ynoub R (2015). Cuestión de método. México: CENGAGE Learning

 

 

Anuncios