En esta ocasión vamos a hablar un poco sobre las teorías científicas. ¿Qué son las teorías científicas?, muchos autores han respondido a esta pregunta y parecen llegar a un mismo norte. Por ejemplo para Sanchez y Reyes (2009) una teoría científica es “un conjunto de preposiciones de carácter empírico que describen, explican e interpretan una estructura compleja de la realidad. Está integrada por presupuestos básicos, principios, leyes y conceptos, los que enfocan un área del conocimiento” (p.31).

Así pues, según esta definición una teoría es una forma de explicar un hecho de la realidad, mediante una estructura formal de leyes, principios etc., para Hawking (2011) una teoría es buena si puede “describir con precisión una amplia clase de observaciones sobre la base de un modelo que contenga tan solo unos pocos elementos arbitrarios y, efectuar predicciones definidas acerca de los resultados de futuras observaciones” (p. 19), con esta característica que el autor considera como importante para una teoría científica, se puede ver que esta será buena puede describir adecuadamente una realidad y además hacer predicciones relacionadas a ella.

Por otro lado Tafur (1994) señala que las teorías son “construcciones racionales restringidas naturaleza de las ciencias, organizadas sistemáticamente y constituidas por enunciados que ofrecen una visión intelectual y una explicación de la realidad” (p. 134).

Para Ñaupas, Mejía, Novoa y Villagómez (2014) una teoría científica es “un sistema de hipótesis, leyes, postulados y/o axiomas que describen o explican los fenómenos o entes formales referidos a una parcela de la realidad natural, social o del pensamiento lógico-matemático” (p. 54).

Esta última definición está influida por el concepto de Bunge (1972), citado en Ñaupas et al, sobre la teoría científica, ya que para éste autor es un sistema de hipótesis, en donde destacan las leyes, siendo pues el núcleo un sistema de fórmulas legaliforme.

Finalmente, considerando todas las definiciones y otras, que también giran en torno a los mismos términos, podemos concluir que una teoría es un sistema formal de proposiciones los cuales explican una realidad determinada.

La fortaleza de las teorías científicas con respecto al saber popular (que ya se ha visto en una entrada anterior) está en las proposiciones. Las proposiciones son enunciados, y estos pueden ser: leyes (hipótesis demostradas), enunciados que se deducen a partir de enunciados contrastados con la realidad y principios, los cuales describen características generales de una determinada realidad (Tafur, 1994).

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Hawking H. (2011). Brevísima Historia del Tiempo. España: Black Print

Ñaupas H., Mejía E., Novoa E. y Villagómez A. (2013). Metodología de la Investigación Científica. Lima: Ediciones del autor.

Sánchez H. y Reyes C. (2009). Metodología y Diseños en la Investigación Científica. Lima: Visión Universitaria.

Tafur R. (1994). Introducción a la Investigación Científica. Lima: Mantaro.

Anuncios