Una de las tantas clasificaciones de la investigación es aquella que la divide en cuantitativa y cualitativa (Sanchez & Reyes, 2009), y es en esta parte en donde desde hace mucho tiempo surge una controversia entre ambos enfoques; esta controversia se debe a los rasgos que separan estas estas dos posiciones.

Bautista (2011) reconoce varias diferencias, entre las principales tenemos por ejemplo el rol de investigador: en las investigaciones cuantitativas este rol es distante del objeto de investigación, y además busca llegar a la certeza del conocimiento mediante la medición exacta y controlada considerando datos objetivos. En el caso cualitativo se puede apreciar todo lo contrario, inclusive el investigador es parte de la realidad tomando la subjetividad como punto de partida para llegar al significado social.

Siguiendo con la autora; en la investigación cuantitativa el investigador por el mismo hecho de ser distante tiene una perspectiva externa del problema, lo que no sucede en la investigación cualitativa en donde la relación es cercana, se basa en la comprensión y busca una perspectiva interna del problema.

En cuanto al diseño metodológico, en la investigación cuantitativa el diseño es rígido, además se fundamenta en el método deductivo, la recolección de datos se hace mediante la medición y el análisis de datos se basa en métodos estadísticos. Por otro lado, en la investigación cualitativa se utiliza el método inductivo, no es rígida ya que se puede ir adaptando a las circunstancias del desarrollo de la investigación, y la interpretación de los datos no se basa en las matemáticas sino en la comprensión; de hecho los datos cualitativos son “descripciones detalladas de situaciones, eventos, personas, interacciones, conductas observadas y sus manifestaciones” (Hernández, Fernández & Baptista, 2010, p. 9)

Aparte de estas diferencias, existen otras relacionadas a la compresión de la realidad, al objeto de investigación, etc. Las cuales aparentemente las haría irreconciliables, es decir son diferencias totalmente contradictorias. Sin embargo, ninguna es mejor que otra; ya que cada uno es una forma distinta de abordar la investigación de un determinado fenómeno (Hernández et al., 2010); además existen temas que por su naturaleza no pueden ser enfocados de forma cuantitativa, sino que obedecen a las características cualitativa y viceversa. Inclusive existen invetigaciones que requieren enfoques más complejos, como por ejemplo los enfoques mixtos cualitativo y cuantitativo. Pero ese tema lo abordaremos en otra entrada.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Bautista N. (2011). Proceso de la investigación cualitativa. Colombia: El manual moderno.

Hernández, R., Fernández, C. & Baptista, P. (2010). Metodología de la investigación. México: McGraw-Hill.

Sánchez H. y Reyes C. (2009). Metodología y Diseños en la Investigación Científica. Lima: Visión Universitaria.

Anuncios