Los ejes de Schwartz es otra forma de seleccionar el escenario futurible apuesta y toma como base las variables claves determinadas en el análisis estructural (ver la entrada relacionada al tema en este blog).  El principio es sencillo pero muy efectivo; las variables claves identificadas, se separan en dos grandes categorías, cada una de las cuales tendrá una escala de valoración que va de mayor a menor, es decir de + a -.

Luego se colocan ambas categorías como eje y se cruzan, luego los escenarios serán las posibles variaciones de las escalas de las categorías.   Para entender mejor el tema, imagínese que como fruto de un análisis estructural se han determinado seis variables claves: V1, V2, V3, V4, V5 y V6; pues bien, estas variables pueden ser separadas en dos grandes categorías: C1 y C2; por lo tanto C1 contiene a V1, V2 y V3; y C2 contiene a V4, V5 y V6.  En el plano, los ejes deberán trazarse de la siguiente forma:

                                                          C1 (+)

                                 C2 (-)                                    C2 (+)

                                                          C1 (-)

 Considerando los signos de la escala, solamente habría cuatro posibles combinaciones para los posibles estados de C1 y C2: ++, +-, -+ y –; cada una de estas combinaciones da como resultado un escenario; por lo tanto se obtendrían cuatro escenarios futuribles: E1 (++), E2 (+-), E3 (-+) y E4 (–).  De estos cuatro escenarios, se elige el escenario apuesta.

Anuncios