En los diversos programas de posgrado, el curso de tesis es quizás el más importante porque es el camino directo al grado de Magíster o Doctor según sea el caso, sin embargo y centrando este breve análisis en carreras como la ingeniería, es uno de los que mayor problema le causa al estudiante.

Existen diversos factores (y claro no es una regla común) pero procederé a detallar algunos, como por ejemplo, la capacidad explicar detenidamente las ideas centrales de la investigación, que en este caso no es precisamente uno de los puntos fuertes; muchas veces la tendencia es a colocar los resultados numéricos y luego dos o tres frases simplemente.

Algunos podrán decir que es propio de la formación en carreras como la ingeniería u otras “ciencias duras” en donde los cuadros y los diagramas simplifican la redacción de resultados, pero creo que eso es debatible.

Otro punto a considerar, es la pobreza en cuanto a investigación (sobre todo en la literatura) para sustentar una tesis; una investigación seria no puede ser sustentada con dos o tres libros solamente, sino que se tiene que revisar un amplio abanico de autores que hablan del tema y comparar sus contribuciones, explicarlas etc.

También hay que tener en cuenta el empeño del alumno, es decir, las ganas que le ponga para hacer una investigación y preparar una tesis de unas 100 o 150 hojas, como les digo a mis alumnos: “para hacer una tesis debes escribir y escribir mucho”; además es necesario tener presente que toda tesis es un proyecto de más de un año (personalmente considero dos años como un plazo razonable), por lo tanto hay que ser constantes y disciplinados en el trabajo.

Finalmente, es necesario recordar que tener un grado de magíster o doctor no es algo que lo regalen en el mercado (a Dios gracias), es algo que uno debe luchar por obtenerlo, sino ¿Cuál sería el mérito?.

Anuncios