Etiquetas

Uno de los artículos claves para entender la prospectiva es sin duda alguna “La Actitud Prospectiva” de Gaston Berger; dicho artículo fue publicado en 1958 en Revue Prospective y expone puntos muy importantes que guiarán el posterior desarrollo de esta disciplina.

Desde el inicio del artículo, Berger sumerge al lector en una gran preocupación,  que si bien el porvenir  es un tema de gran importancia para los hombres, son muy pocos los filósofos que se han dedicado tanto al futuro como también al pasado, de hecho Berger menciona lo siguiente: “Hay un sinnúmero de páginas en las que estos términos no aparecen y cuando figuran en algún texto no lo hacen como conceptos centrales de la discusión”;  es decir, existe escasa producción filosófica que mencione o aborde el tema del futuro y el pasado como eje central.

Por otro lado, y con el fin de llenar en algo ese vacío, el autor define la prospectiva como “el estudio del futuro lejano”; en este caso se debe entender el futuro lejano como el futuro a largo plazo, y para esclarecer un poco más el tema, Berger cita el siguiente ejemplo:  “Nuestra civilización es comparable a un carro que corre cada vez a mayor velocidad sobre una ruta desconocida al anochecer. Se necesita que las luces puedan ver cada vez más lejos para evitar la catástrofe”.

En el ejemplo citado textualmente, se puede apreciar que los cambios vertiginosos que experimenta el mundo a diario están representados por la velocidad de carro y que el largo plazo es la ruta oscura, que a su vez es sinónimo de desconocimiento e incertidumbre, es por eso que la prospectiva representa los faros que alumbran el camino.

De hecho también se puede dar una interpretación adicional al ejemplo, si la prospectiva son los faros que alumbran el camino y como dice el texto citado “Se necesita que las luces puedan ver cada vez más lejos para evitar la catástrofe”, ese “acto de evitar la catástrofe” significa elegir otro camino, lo que conlleva a elegir otro futuro, dejando a un lado el que se creía como ineludible.  Con esta afirmación se llegaría a otro de los pilares del pensamiento prospectivo el cual se detallará en una próxima entrega.

 

 

Anuncios